¿Has escrito un libro?


¡Guau! Enhorabuena.

Muy poca gente consigue llegar hasta aquí. Escribir un libro requiere trabajo duro, constancia y, sobre todo, entusiasmo para echarle horas día tras día a lo que de verdad te importa: tu historia. Felicidades.  

Si ya has reescrito y revisado el libro tú mismo una docena de veces, ahora solo queda una cosa. Antes de autopublicarlo o de enviarlo a una editorial necesitas que lo revise un profesional.

Por mucho que revises, siempre queda algo, y los ojos se agotan de leer lo mismo una y otra vez. Incluso si posees un conocimiento experto de la lengua, muchos errores se te pasarán por alto y otros tantos no sabrás siquiera que fueran errores.

Antes de ofrecer tu libro al mundo necesitas limpiarlo de faltas de ortografía, de inconsistencias, de expresiones poco acertadas, de repeticiones, de rimas internas, de cambios de estilo injustificados, de transiciones demasiado bruscas… y un sinfín de problemas ortotipográficos y de estilo. Todo esto lo elimina y lo pule la corrección, y es la diferencia entre un texto profesional, de librería, y un texto amateur.

Si te importa tu escritura, tienes que pasarla por un filtro de calidad: una corrección profesional.

No importa cuánto mimo le hayas puesto a tu libro si no cuidas el resultado final. Tus palabras son tu carta de presentación, la primera impresión que causas. Y en esta era de la información quizá no tengas la oportunidad de causar una segunda; tus lectores ya se habrán ido a ver vídeos de gatitos o a leer un best-seller insulso.
Tus lectores esperan que tu libro esté limpio, bien cuidado y pulido, y por eso la corrección ortotipográfica es imprescindible. Un libro con errores es un libro en el que el lector no se puede sumergir y que abandona inmediatamente, y es uno de los puntos fundamentales que distinguen a un escritor profesional de un amateur.

La corrección literaria es un trabajo invisible, como limpiar la casa antes de que vengan visitas.

Cuando llegan nadie exclama: «¡Pero qué limpio está esto!» (Excepto quizá tu madre).

¿Qué voy a hacer por tu manuscrito?


  • Limpiaré el texto de errores ortográficos y de puntuación

  • Ajustaré la ortografía a la normativa vigente

  • Aplicaré de forma correcta todos los recursos tipográficos (comillas, rayas, cursivas...)

  • Unificaré criterios en cuestiones que están fuera de la normativa (según tu preferencia)

  • Eliminaré imprecisiones semánticas, muletillas y vicios léxicos*

  • Aumentaré la riqueza léxica*

  • Solventaré inconsistencias sintácticas y dotaré al texto de mayor fluidez*

  • Adecuaré tu mensaje al lector al que va destinado y haré que suene genuino en su lengua*

*Estos puntos se aplican en el caso de una corrección de estilo. Si es ortotipográfica, me limitaré a los primeros cuatro.

Image
No reescribo tu texto ni cambio tu estilo. Lo limpio y adecuo a la normativa y sugiero cambios para mejorar su fluidez. Podrás ver cada cambio y su justificación y decidir aceptarlo o no: tú eres el autor y cada coma te pertenece.
¿Podrías corregir tu propio trabajo?

Sí, las primeras tres o cuatro veces. Pero la última revisión debe ser la de un profesional.

He de confesar que yo soy la primera que intenta prescindir de la corrección: «Soy correctora; sé lo que hago». Pero cuando entro en razón y le paso mi borrador, tímidamente, a alguien, siempre me descubre algún punto donde algo no se entiende, errores, faltas, problemas de coherencia… Y yo lo agradezco un montón y me sorprendo de haber pasado por alto fallos tan obvios.

Somos nuestros peores correctores. Le hemos dedicado tantas horas a nuestro trabajo que nos lo conocemos de pe a pa, y eso hace que no leamos con la suficiente atención.

Te hace falta otra perspectiva.

¿Cuánto te costará?


Corrección ortotipográfica

En esta corrección limpio el texto de errores ortográficos y de puntuación, ajusto la ortografía a las normas de la RAE (2010) y aplico correctamente todos los recursos tipográficos (comillas, rayas, cursiva, etc.).  Si la corrección es de un texto maquetado para versión impresa, controlo aspectos gráficos como las viudas y huérfanas, la repetición de sílabas en líneas consecutivas, etc. y problemas en blancos y márgenes.

0,008€ por palabra. Un texto de 50000 palabras te costaría 400€ (más 21% IVA).


Corrección de estilo*

En la corrección de estilo, además de encargarme de todas las cuestiones ortotipográficas, elimino imprecisiones de vocabulario, muletillas y vicios léxicos, aumento la riqueza léxica, corrijo errores gramaticales, resuelvo inconsistencias sintácticas como la concordancia de sujeto y verbo y la correlación de tiempos verbales y adecuo el mensaje a tu lector.

0,01€ por palabra. Un texto de 50000 palabras te costaría 500€ (más 21% IVA).

*Si contratas una corrección de estilo, la ortotipográfica va incluida.

Sesión de acompañamiento por videollamada

Si quieres que trabajemos cada uno de los aspectos de la corrección o de cualquier duda que tengas sobre el manuscrito o el proceso de escritura, podemos hablar largo y tendido sobre ello en una sesión de acompañamiento de una hora por Skype o Google Hangouts. Y, de paso, ¡nos conoceremos! El precio de la sesión es de 40€/hora (+21% de IVA). 


La corrección ortotipográfica es fundamental para que tu novela tenga calidad profesional. Con la corrección de estilo además publicarás de la mejor manera posible y aprenderás a escribir mejor.Marta Tornero
¿Necesitas una corrección literaria o una lectura crítica?

Imagino que habrás enviado tu libro a familiares y amigos y que te habrán ayudado a mejorar los primeros borradores. Sin embargo, es posible que se hayan saltado cosas, o que no supieran señalar exactamente qué funcionaba y qué no: si faltaba un personaje pivote, si hacía falta un cambio de foco, si el narrador no era el adecuado…

 

¡Haces bien en pedirles ayuda a tus amigos! Pero puedes ir mucho más allá con la lectura y los consejos de un profesional.

 

Necesitas que un lector profesional o un editor lea tu obra y la evalúe. Y después de esta evaluación puedes contratar un servicio de corrección ortotipográfica o de estilo. Así ahorras tiempo y dinero, ya que sabrás primero si tu novela funciona tal y como está antes de dedicarle más esfuerzo en una corrección palabra por palabra.

Si lo que necesitas es un servicio de lectura y asesoramiento, entra en mi página de asesoría literaria y entérate de lo que puedo ofrecerte.

Me suelen preguntar


Corrijo y reviso textos para publicación editorial, como novelas, cuentos y no ficción. También tengo experiencia en el ámbito académico con ensayos, trabajos de fin de carrera, tesinas y presentaciones.

Como copywriter también trabajo habitualmente con textos digitales como páginas web, artículos, e-books, guías, correos, etc.

Depende de la extensión y del tipo de corrección. Cuando me solicites un presupuesto te daré una fecha de entrega límite, aunque casi siempre termino antes de la fecha indicada.

En mi caso y en el de muchos correctores, la corrección de estilo es una corrección ortotipográfica «avanzada». En la de estilo pesco los mismos errores que en la ortotipográfica y busco además pulir el manuscrito y eliminar otros problemas más subjetivos, como la pobreza léxica, muletillas, vicios semánticos, inconsistencias sintácticas…

Por lo tanto, si contratas una corrección de estilo, la ortotipográfica va incluida.

En WriterMuse baso el presupuesto en palabras, aunque sea menos exacto, por comodidad de los clientes, que no suelen estar familiarizados con otros métodos.

Al trabajar con editoriales, presupuesto en base a matrices o páginas de corrector, como es lo habitual, y en el caso de una corrección de pruebas (galeradas) o trabajos con índices y tablas, también utilizo matrices.

En casi cualquier caso te diré que sí. La corrección, tanto ortotipográfica como de estilo, es un trabajo esencialmente lingüístico, por lo que no importa a qué género pertenezca la obra mientras esté escrita en castellano. 😉 (No es así con los informes de lectura, para los que necesito estar plenamente familiarizada con el género).

De todas maneras, antes de aceptar un encargo te pediré que me envíes las primeras páginas de tu manuscrito para poder evaluar si estoy a la altura de la tarea que me encomiendas. Quiero estar segura de que la experiencia resultará fructífera para los dos.

Sí, sin problema. Puedes enviarme las primeras páginas o primer capítulo de tu obra y te enviaré un presupuesto para esta primera corrección de prueba. Así puedes ver cómo trabajo sin necesidad de comprometerte a la corrección completa de tu obra.